Dependencia emocional

La dependencia emocional se define como un patrón persistente de necesidades emocionales insatisfechas que se intentan cubrir de una forma desadaptativa con otras personas (Castelló, 2000).

Es una necesidad afectiva extrema que una persona siente hacia otra. Según algunos autores la dependencia emocional afectaría a un 10% de la población.

Es más frecuente encontrar este trastorno en mujeres que en hombres (75%). Es posible que esta diferencia se deba tanto a factores culturales (en el caso de la mujer existe una tendencia a la empatía y la vinculación afectiva) como biológicos.

En la practica clínica, la dependencia a la pareja es la que genera más demanda, pero se puede dar en otras relaciones como con los hijos o con los progenitores, etc.

Características personales de las
personas dependientes emocionales

Dentro de las diferentes áreas:

Relaciones de pareja

  • Relaciones basadas en la sumisión y la subordinación.
    Son relaciones desequilibradas.

  • Existe una necesidad excesiva del otro, lo que se traduce como un deseo irrefrenable de acceso constante a él, ya sea por sms, móvil, etc.

  • Si la persona amada no está disponible o si no se obtiene de ella las manifestaciones de afecto deseadas se produce un sufrimiento (equiparable al síndrome de abstinencia).

  • Necesidad de la aprobación de la pareja y preocupación excesiva por agradarle.

  • Suelen aparecer altos niveles de preocupación y/comportamientos vigilantes y controladores por miedo a perder a la pareja.

  • Pese a tener claras las consecuencias negativas que produce el hecho de amar sin límites (depresión, ansiedad…) se sigue teniendo un estilo de relación dependiente.

  • Pánico a la ruptura.

  • Asumir el sistema de creencias de la pareja, por encima del propio.

Relaciones con el entorno interpersonal

  • Reducción de actividades sociales, laborales y de ocio. La pareja es el centro del pensamiento de la persona dependiente, todo gira en torno a ella y se prioriza sobre cualquier otra cosa.

  • Cierto déficit de habilidades sociales que hace que la persona dependiente tenga cierta dificultad para relacionarse con otras personas.

Autoestima y estado anímico

  • Presencia de baja autoestima y bajo autoconcepto. Debido al rol de sumisión que acepta la persona dependiente, ésta va elaborando un sentimiento de inutilidad, así como una falsa percepción de su autoimagen.

  • Miedo e intolerancia a la soledad.

  • Estado de ánimo negativo y comorbilidades (enfermedades asociadas) frecuentes (depresión, ansiedad…).
AutoTEST

Para valorar si puedes tener un problema de este tipo realiza el Cuestionario de Dependencia emocional.

Fases de la Dependencia emocional

Fase inicial de euforia: El deseo de tener pareja es tal que se idealiza y fantasea, creando excesivas expectativas.

Subordinación: En esta fase la pareja se convierte en el centro de todo; se idealiza y todo lo que él desea se acata con sumisión.

Deterioro: Debido al desequilibrio extremo entre los miembros de la pareja, uno dominante y la otra sumisa, hay un deterioro de la pareja que, a veces, lleva a la ruptura.

Ruptura con un importante sufrimiento asociado (ansiedad, depresión…): En este momento es cuando más frecuentemente se pide la ayuda de un profesional de la salud.

Relaciones de transición: Búsqueda desesperada de nuevas relaciones, a veces como apoyo para salir de la pareja actual (la persona dependiente emocional no soporta la soledad) o como nueva pareja.

Reinicio del ciclo: Cuando encuentre una nueva pareja (con muchas probabilidades de tener el mismo perfil que su anterior pareja) el ciclo se repetirá.

Señales de alarma
  • No ser capaz de poner fin a una relación de pareja negativa.

  • Aguantar y justificar a la pareja aún teniendo un comportamiento violento, poco afectivo, etc.

  • Pensar en cambiar la forma de actuar o de comportarse de la pareja.

  • Sentir atracción por hombres distantes, fríos, poco afectivos...

  • Vivir en una constante ansiedad y cada día esforzarse por conseguir la aprobación de la pareja.

  • Pensar que amar es sufrir.

  • Creer que la culpa de que la pareja actúe de un modo incorrecto es culpa de la persona que presenta el trastorno de dependencia emocional.
Más información
  • Descarga el Flyer informativo del taller de Dependencia emocional realizado en AIS.